Qué tenemos que hacer si somos víctimas de un robo

Los robos y los hurtos están a la orden del día. Puede suceder que vayamos por la calle y nos atraquen o nos roben o nos quiten alguna de nuestras pertenencias y no nos demos cuenta, y tras quedar en un estado de shock o nerviosismo no sepamos qué hacer. Por tanto, es importante y necesario saber cómo tenemos que actuar ante una situación parecida.

Lo primero que hay que ver es que no hayamos sufrido ninguna lesión física. Lamentablemente, muchos de los robos son producidos con violencia. De ahí que podamos tener algún rasguño, moratón o corte. En caso de que la lesión sea grave hay que ir inmediatamente a un Hospital para ser atendido. Una vez salgamos de allí y si la lesión no es muy grave debemos acudir a una Comisaría o al Juzgado de Guardia para interponer la pertinente denuncia.

En el caso de que n hayamos padecido ninguna lesión hay que ir, inmediatamente, a la Comisaría de Policía más cercana al lugar donde nos encontremos para presentar la denuncia. Como he mencionado, también es posible presentar la denuncia directamente ante el Juzgado de Guardia de nuestra localidad. En el caso de encontrarnos en una Comisaría, el agente que nos atienda nos pedirá nuestros datos personales para identificarnos, a continuación deberemos relatar cómo ha sucedido el robo o hurto, si hemos logrado ver a la persona o personas que nos ha robado, cuáles han sido los objetos nos han sustraído o robado y a cuánto asciende el total de lo perdido. Una vez explicado todo al agente, él mismo abrirá el correspondiente atestado, se procederá a investigar los hechos, y en caso de que hayamos visto la persona o personas que nos han robado, nos citarán nuevamente a acudir a Comisaría para hacer un reconocimiento fotográfico. ¿En qué consiste un reconocimiento fotográfico? Es un acto que se lleva a cabo en la propia Comisaría, con la finalidad de identificar al autor o autores que han cometido el hecho delictivo. Lo s agentes nos mostrarán unas fotos con el rostro de personas parecidas físicamente con los datos que nosotros les hemos aportado.

Una vez realizadas estas diligencias, el atestado policial se envía al Juzgado de Instrucción que por Turno de reparto corresponda y con casi total seguridad que la víctima tendrá que declarar ante el Juez, y si la investigación tiene sus frutos deberá asistir a una rueda de reconocimiento. Esta rueda se realiza en el mismo Juzgado, en presencia del Juez, del Letrado de la Administración de Justicia y del abogado defensor (del investigado). La víctima debe de intentar reconocer a la persona que le robó o le hurtó de entre todas las que haya. -Estése tranquilo porque en ningún momento el denunciante tiene contacto directo y visual con el posible autor de los hechos ni el resto de figurantes, ya que entr ellos les separa un cristal traslúcido en el que la víctima es la única que puede verlos a ellos-.

Importante es de mencionar que, en el momento de la declaración ante el Juez, es cuando se pregunta a la víctima o perjudicado si desea ejercer las acciones penales y civiles contra el autor o autores de los hechos, con lo cual si su deseo es el de ejercerlas se convertirá en parte activa del proceso como acusación particular y deberá nombrar Abogado que defineda la acusación y de un Procurador de los Tribunales que lo/la represente.

Una vez se han llevado a término estos pasos y de practicar otras diligencias de investigación que el Juez haya considerado necesarias, -como pueden ser la toma de declaración a testigos que hayan presenciado los hechos, la tasación por un perito de los objetos robados o sustraídos, etc.-  se procederá a señalar día y hora para la celebración del juicio.

Esperamos que este artículo sea de gran ayuda para usted. No dude en que estamos a su entera disposición para cualquier duda o aclaración.


Qué tenemos que hacer si somos víctimas de un robo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba